LLegó al calendario el mitico circuito de Imola, un trazado que no esta en el calendario desde hace muchos años y en el que el Británico de la escudería germana Mercedes Lewis Hamilton no ha tenido piedad alguna y se ha echo con otra victoría más para su palmares deportivo consiguiendo el ansiado doblete para estas flechas plateadas rematadas en color negro, asegurandose como no el campeonato de constructores y para sorpresa de todos Daniel Ricciardo volvió a terminar en el podium con un Carlos Sainz que terminaba 7º, en una carrera bautizada comno Wacky Races, donde ocurrió de todo hasta que ondeó la bandera a cuadros en un circuito que ha cambiado desde entonces. Como particularidad no se llamo el GP de Imola sino más bien de Emilia-Romaña y en el que Hamilton se hacia son su Victoria Nº93, ya que Valtteri Bottas salia en la pole pero justo detrás salía el Vigente campeón de la F1 su compañero de equipo, pero si es cierto que lo que nadie se esperaba es que el propio Max Verstappen fuese derrotado y de nuevo Ricciardo alcanzase la gloria en el Podium. Pero todos los jefes de equipo de la Categoría Reina estaban muy atentos a salida que comenzaba con un Bottas saliendo de maravilla para poder defender su posición sin el mayor problema de los que se venian por detrás, pero en cambio Hamilton era acechado por el resto de pilotos de la parrilla por ambos lados sin piedad alguna, ya que traccionaba muy mal en la salida y Verstappen no desaprovechó la ocasión y le metía el monoplaza sin más y arrebatándole la 2ª posición.

Por detrás comenzaban algunos problemillas ya que era el propio Lance Strool se tocaría con la parte trasera de Ocon, destrozando el de Racing Point su alerón delantero y obligandole a sufrir hasta llegar a box para que se lo cambiasen los mecanicos. Pero eso no era todo por que Vettel tenia un incidente con el piloto de Haas Kevin Magnussen, dejando a este después de hacer un trompo en contramarcha y esperando a que pasaran todos los pilotos para retomar la carrera de nuevo, en este caso los comisarios de pista empezaban a frotarse las manos investigando lo sucedido. Volviendo a cabeza de carrera era Hamilton quien no se lo perdonaría al holandes errante que lo hubiese adelantado y comenzaba su captura aunque le costaba llegar a este y se lo comunicaba a su ingeniero de pista y de paso indicando lo siguiente: «Es realmente difícil alcanzar a Verstappen». Por lo que se podría decir: «Red Bull te da alas», mientras tanto el piloto Madrileño de la escudería McLaren pasaba como un obus a su compañero de equipo Lando Norris por el exterior.

El GP comenzaba con los abandonos ya que Pierre Gasly comunicaba por radio a su ingeniero de pista que tenía problemas en su motor y que entraba a box de inmediato, por lo que uno de los 2 AlphaTauri decian adiós a Imola. Poco después comenzaban las paradas en box de verdad siendo los primeros Valtteri Bottas y Verstappen, en el caso del filandes todo parecía ser prometedor y a falta de muchas vueltas podría recortar a su compañero de equipo valiosos puntos de cara al titulo de pilotos, pero seamos sinceros pues el liderato era virtual ya que todo podía pasar en el trazado italiano, ya que no todo estaba decidido y se notaba que empezaba a acusar problemas de cualquier indole pues Verstappen se acercaba demasiado rapido y le hacía un pequeño tapón al de Red Bull Racing, pero por detrás Hamilton como se dice en terminos deportivos de carreras de coches: «Se olia sangre de su más directo rival», por lo que comenzaba a marcarse una vulta rapida tras otra vuelta rápida en la distancia y recortando segundos de manera espectacular como un buen campeón. No sería hasta la vuelta 30 de carrera cuando hacía su parada y esperaba para conseguir su gran estratégia de carrera en pista y vaya si lo logró el de Stevenage ya que cuando salía del pit lane según los registros de la telemetría de la organización conseguía ni más ni menos que de una ventaja a favor de 5segs en pista sobre el filandes colocandose como el nuevo lider de carrera.

Pero por detrás los abandonos acechaban mucho más ya que Kevin Magnussen perdía posiciones y Leclerc intentaba sacar pecho en la Scudería Ferrari con su monoplaza, mientras tanto los problemas se cebaban con Esteban Ocon que finalmente retiraría su coche en un lateral de pista por problemas en su monoplaza y ocasionado el primer VSC => Virtual Safety Car. Pero aqui no paraba la cosa por que en las ultimas 20 vueltas Max Verstappen por desgracia nos daba un gran susto ya que su neumático trasero derecho decia basta y reventaba, provocandole al holandes errante la perdida de control de su monoplaza y terminando en la gravilla, provocando su retirada con un grandisimo enfado y la salida del Safety Car de Bernd Maylander. Poco después le tocaría el turno al jovencisimo Britanico George Russell perdía el control de su Williams cuando calentaba sus neumáticos detrás del coche de seguridad terminando en el muro, nada más bajarse de su monoplaza terminaba desolado como la Desolación de Smaug, enfadado sentado apoyado en el muro y enfadandose con los comisarios, por lo que terminaba con todas las opciones de sumar los primeros puntos del año para Williams.

Continua en 2ª PARTE

Un Saludo.

@MadridMotorS